Un Día en Puerto Vallarta

Categories WANDERLUST

¡Hola!

No podía irme de México sin haber visitado alguna de sus playas!

Les cuento que salimos a las 7am con rumbo a Puerto Vallarta, que esta a tres horas de Guadalajara en carro. No sentí para nada las tres horas, ya que el paisaje lleno de arboles y cerros verdes, junto con el amanecer fue muy lindo y no paraba de mirar por la ventana. En el camino, pasamos por Sayulita, que es un pueblito muy bonito y colorido, donde se pueden encontrar hospedajes más baratos que en Puerto Vallarta. Nos quedamos un ratito para pasear y conocer, habían varios restaurantes y heladerías con las famosas paletas mexicanas, y como hacía calor me compre una de guayaba. Sayulita es bien turístico, pero a diferencia de Puerto Vallarta, no hay resorts y para llegar a la playa tienes que cruzar el pueblo, pero si les recomiendo demasiado visitar Sayulita. Aquí les dejo una foto para que vean lo lindo y colorido que es!

Bueno, después de casi una hora, llegamos a Puerto Vallarta, pero aún nos faltaba cruzar el centro, que estaba lleno de restaurantes y tiendas. Mientras cruzábamos también íbamos viendo los diferentes resorts, el nuestro era el último. Cuando al fin llegamos al Hotel Barceló, donde nos hospedamos, solo queríamos ir a la playa y tomar sol, pero primero fuimos a comer! Habían unos tacos de pescado que se convirtieron en mis favoritos durante mi estadía.

El mar azul/turquesa, la brisa y el sol, fueron la combinación perfecta! Justo lo que necesitabamos. Nos quedamos tomando sol un rato y después fuimos al mar. También hicimos kayak, lo cual me encantó porque fuimos hasta el fondo y pudimos ver algunos peces pero… habían medusas! Felizmente no se nos ocurrió hacer paddle, sino imagínense si nos caíamos por donde estaban las medusas.

Salimos del mar y ya era hora de ir a tomar una ducha y prepararnos para ver el atardecer. Me encanta ver los atardeceres, porque siento que es el momento en el que reflexionas sobre muchas cosas y sientes tranquilidad al mismo tiempo. Aprovechamos para tomar algunas fotos y nos fuimos a cenar. Ese día dormimos temprano porque al día siguiente volvíamos a Guadalajara para tomar el avión hacia la Ciudad de México, si, solo nos quedamos una noche jajaja, pero lo disfrutamos!